No hay…

No hay victorias sin derrotas ni derrotas sin porqué; el corazón sabe todo cuando lo dejan saber. No hay mudo que no hable a señas ni sordo sin entender; la fruta esconde al gusano y te lo muestra al morder.

Deja un comentario